5 consejos para el buen mantenimiento de tu moto eléctrica

Te damos 5 consejos para el buen mantenimiento de tu moto elécrtrica.

Poco a poco la movilidad eléctrica va ganando terreno y cada vez son más los que se unen al tren de la sostenibilidad. La cuota de mercado durante el primer semestre del año de este vehículo ha llegado a un 6,3% el año 2021, lo que supone un aumento del 9,7% en las ventas de motos eléctricas respecto a 2019.

No son pocas las ventajas de tener un vehículo de estas características. Todo ello, sumado a la implementación de planes de ayudas para la compra de estos vehículos como el Plan Moves III, son los que nos hacen sospechar que el crecimiento de estos va a ser exponencial. 

Si tu ya eres uno de los que ha dado el paso y quieres cuidar como Dios manda de tu nueva joyita, aquí estamos para darte unos trucos infalibles.

Cuida de la batería

El corazón de la moto. Un buen cuidado de tu moto eléctrica empieza por cargar y descargar correctamente la batería para evitar reparaciones y alargar la vida de la misma. Aunque las baterías más extendidas en el mercado son las de iones de litio que son las que garantizan una autonomía y vida más amplias, es importante conocer y seguir las recomendaciones del fabricante. 

Para tener un buen cuidado de tu batería debes tener en cuenta los factores siguientes:

Clima

Una batería es muy sensible al clima y a las temperaturas, por eso debes tener en cuenta este factor para no afectar en el rendimiento y la carga de tu batería.

Las temperaturas extremas afectan negativamente. Los 24ºC es la temperatura en la que se considera óptimo su funcionamiento. A temperaturas inferiores a 10ºC aparecen problemas a la hora de la recarga que se ve muy afectada en cuanto a la capacidad y velocidad que puede lograr. Por encima de los 40ºC los problemas surgen a causa de la degradación química y la vida útil de la batería se puede ver afectada. 

Ciclos de carga

La mayoría de las baterías de litio tienen una vida útil media de entre 1.000 y 1.500 ciclos de carga completa. Para que estos ciclos se completen de la mejor manera, es recomendable no dejar nunca que la batería se descargue por debajo del 10%. Por norma general, es recomendable que cargues la batería antes de que se descargue por debajo del 20% y dejarla hasta el 100%.

Aunque estas sean las indicaciones en términos generales, siempre debes consultar las indicaciones del fabricante. 

Autonomía

La carga de la batería está directamente relacionada con la potencia del vehículo: a mayor carga, mayor potencia. La autonomía es la distancia máxima que puede recorrer un vehículo sin recargar y ofreciendo unas buenas condiciones para la conducción. 

Este valor puede variar mucho dependiendo del modo de conducción del conductor, de su peso o de la pendiente del terreno. Sin embargo, es recomendable mantener una velocidad constante, sin brusquedad para garantizar una larga duración.

Carga ultra rápida. ¿Sí o no?

La carga ultra rápida se introdujo en el mercado para dar solución al problema de tiempo en cuanto a la carga de las baterías eléctricas.

Aunque esta puede ser una solución muy buena para acortar el tiempo de recarga, pudiendo obtener un 100% de la batería en aproximadamente 10 minutos, se debe de ir con mucho cuidado con las temperaturas que alcanza la batería con este tipo de cargadores. 

La batería de la moto eléctrica se debe tener en cuenta para el buen mantenimiento del vehículo.

Revisa los neumáticos y amortiguadores

Como en todos los vehículos, los neumáticos y amortiguadores se desgastan y es necesario hacer un chequeo de manera regular para evitar que este mismo desgaste suponga un peligro para la conducción. Es imprescindible en este aspecto saber cuáles son las recomendaciones del fabricante y darles un uso adecuado. 

Chequea regularmente la cadena de transmisión

Tanto en motos convencionales como en las eléctricas, la cadena de transmisión se dedica a transmitir la potencia. Una cadena en buen estado permite la mejor eficiencia de la moto en su conjunto. Aunque el cambio de esta pieza en motos de pequeñas dimensiones es muy asequible, es recomendable limpiarla y engrasarla al menos cada 5.000-10.000 kilómetros con productos destinados a ello. 

Haz revisiones periódicamente

Hay dos tipos de mantenimiento que puedes hacer a tu moto. 

Mantenimiento correctivo

Aquel que está orientado a encontrar y arreglar los defectos que están afectando el funcionamiento y la seguridad del vehículo. Puede ser un simple cambio de llantas, sustitución de las pastillas de freno o cambio de algún faro que no funciona.. 

Mantenimiento preventivo

Es el proceso que se realiza de manera anticipada para evitar averías o el desgaste excesivo de las partes de tu vehículo. Cada 6 meses o un año es recomendable acudir a un taller especializado para que echen un vistazo general a tu moto y revisen los aspectos más importantes. 

Hacer revisiones de manera periódica se debe tener en cuenta para el buen mantenimiento del vehículo.

Contrata un buen seguro

El mejor mantenimiento que puedes darle a tu moto es un buen seguro que cubra contra daños o incluso robo. 

En Gocleer tenemos dos packs adaptados a tus necesidades y a las de tu moto:

  • PLAN BÁSICO (desde 8,45€/mes)
  • PLAN COMPLETO (desde 18,61€/mes)

Quizás te interese:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *