¿Cómo elegir un rodillo de entrenamiento con tu bici?

Estos son los mejores rodillos para tu entrenamiento en bicicleta.

Si tu deporte es el ciclismo, más que nadie debes conocer la impotencia de estar en casa confinado por la pandemia sin poder entrenar el deporte que más te gusta. Por suerte la tecnología que siempre nos acostumbra a hacer las cosas más fáciles, nos brinda la solución a la imposibilidad de salir a recorrer las carreteras y trialeras en nuestras dos ruedas. Si, estamos hablando de los rodillos de entrenamiento para las bicicletas. 

Si estás pensando en comprarte uno para entrenar o por si viene otra ola del virus y nos confinan, te hemos preparado una guía para que lo sepas todo antes de comprarte tu rodillo perfecto. 

¿Qué tipos de rodillos hay?

Rodillos magnéticos

Rodillo magnético para entrenamiento en bicicleta

Los más comunes en el mercado, principalmente por ser también los más económicos. La resistencia de este rodillo se basa en imanes que son regulables dependiendo el modelo, ofreciendo diferentes niveles de resistencia. Esta acostumbra a ser mayor a la que se ejerce cuando se circula al aire libre.

Este complemento se coloca en la rueda trasera que se eleva, con lo que es bueno colocar un elevador en la rueda delantera para elevarla y permitir que nuestra postura sea neutra y evitamos cargar la musculatura de los brazos y torso. 

Su precio oscila entre los 100 y 300€ dependiendo del modelo y las prestaciones que ofrezca. 

Rodillo Elite Novo Force

Uno de los más populares por su ajustado precio en el mercado. Cuenta con ocho niveles de resistencia a través de mando y de un sistema de fijación rápida.  Es compatible con Misuro B+ y My E-Training desde donde puedes gestionar los datos de potencia, frecuencia cardíaca, velocidad, tiempo y distancia. 

En su contra tenemos que decir que no tiene conectividad para usarlo en simuladores online. 

Su precio es de 123,95€ en Amazon con opción de financiación. 

Rodillos de transmisión directa inteligente

Rodillo transmisión directa para entrenamiento en bicicleta

Este tipo se ha vuelto muy famoso en los últimos años por ser el modelo que utilizan muchos equipos profesionales para calentar antes de una contrarreloj. Este modelo de rodillo se utiliza sin la rueda trasera ya que el mismo aparato incorpora un cassette o piñorena, o en su defecto el núcleo para colocar tus propios piñones. 

La fluidez de este accesorio de entrenamiento hace que una de las ventajas más valiosas que tiene es el poco ruido que emite. Por otro lado, muchos de ellos ya cuentan con tecnología ATN+ o Bluetooth para registrar entrenamientos mediante una aplicación móvil. 

El precio de estos oscila entre los 500 y los 900€, proclamándose como la categoría más costosa, ya que poseen funciones que mejoran la experiencia durante el pedaleo. 

ThinkRider A1

Rodillo Thinkrider A1 para entrenamiento en bicicleta

Característico por su diseño silencioso. Su modelo con accionamiento directo genera potencia directa, lo que garantiza una mayor precisión e incluso un sprint más intenso , sin saltos ni desgaste del neumático. 

En este caso sí que dispone de conectividad ANT+ o Bluetooth y es compatible con varios softwares. 

Su precio es de 278€ en Amazon con opción de financiación. 

Rodillos de fluidos o líquido

Rodillo fluido o líquido para entrenamiento en bicicleta

Muy parecidos a los magnéticos, excepto por el hecho que la resistencia al pedaleo se realiza mediante fluidos, agua o aceite, indistintamente. En este caso, no disponen de mando de regulación. La resistencia que opongamos dependerá de la intensidad del pedaleo y la relación de marchas que eliges. 

El funcionamiento es muy sencillo. Mediante unas aspas que giran al pedalear, el líquido se desplaza por el circuito, ofreciendo más resistencia cuanta más fuerza apliquemos. 

La sensación al pedalear es bastante más real que el magnético, aunque en el mercado también podemos encontrar rodillos de ciclismo híbridos, que incorporan tanto el mecanismo de los fluidos como el de los magnéticos. Un punto a favor de esta categoría es el hecho que son mucho más silenciosos. 

El precio de estos oscila entre los 220 y los 450€. 

Elite Qubo Fluid

Rodillo Elite Qubo Fluid para entrenamiento en bicicleta

Un modelo silencioso, sencillo, potente y con gran estabilidad en el chasis. Es compatible con B+ y la app My E-Training. La presión del rodillo se ajusta por el peso del ciclista, con lo que no necesita calibración. 

Su precio oscila entre los 200 y los 300€ dependiendo de las prestaciones que se le añadan, nunca superando este límite. 

Rodillos de equilibrio o rulos

Rodillo de equilibrio o rulos para entrenamiento en bicicleta

El rodillo de rulos o “rollers” se basan en dos o tres rodillos, en los cuales la rueda trasera debe mantener el equilibrio. Estos permiten entrenarse principalmente en cadencia y habilidad y no tanto la resistencia al pedaleo. En este caso, es recomendable tomar la precaución de tener una pared cerca o algo donde apoyarnos para arrancar y parar.

Su precio puede variar muchísimo. Según el material podrías conseguirlos entre 150€ hasta 1000€, los mejores modelos.

Elite Arion

Rodillo Elite Arion para entrenamiento en bicicleta

Una gran opción y muy económica dentro de los rodillos de rulos. Consta una resistencia magnética integrada a 3 niveles y de una tarima integrada para montarse en la bicicleta fácilmente. Su bastidor ligero y resistente y su rodillo en forma de parabólica ofrecen máxima libertad de pedaleo. 

Su precio es de 254,1€ en Amazon con opción de financiación. 

¿Qué rodillo es el mío?

Puede que aunque ya tengas mucha información sobre los rodillos de entrenamiento, aún te estés preguntando cuál es el adecuado para tus necesidades y estilo de vida. Hay diferentes factores a tener en cuenta para la selección de un rodillo para entrenar en casa. 

Presupuesto

Por supuesto a la hora de hacer cualquier compra es importante mirar cómo está nuestro bolsillo para ver si nos lo podemos permitir. Si no tienes restricciones de presupuesto y te encajan las características, los fluidos, de transmisión directa o los de equilibrio con resistencia están hechos para ti. Si en tu caso dispones de un presupuesto más ajustado, el magnético o de equilibrio son más adecuados. 

Ruido

Como has podido leer a lo largo del artículo, el ruido es un probemilla común en algunos de los rodillos que puede hacer que la práctica deportiva en casa se vuelva un tanto molesta. En el caso que no puedas soportar el ruido, los más silenciosos son el fluido, el de transmisión directa o algunos de equilibrio. En cambio, si para ti no supone ningún problema, el magnético o el de equilibrio son adecuados para ti. 

Por supuesto, siempre deberás echar un vistazo en la descripción del producto o incluso preguntar al fabricante sobre el rodillo en particular. 

Conectividad

Mientras que la conectividad hace unos años era una característica muy prescindible para un rodillo de bicicleta, hoy en día ser capaces de medir nuestro rendimiento físico para mejorar nuestra capacidad física en función de los resultados, se ha vuelto casi imprescindible. 

Ya sea por ANT+ o por Bluetooth poder conectar con BKool, Zwift, Sufferfest o cualquiera de las otras aplicaciones disponibles, te ayudará a que el rato pedaleando sea más amena y  a poder establecer una comparativa con corredores como tú. 

Cantidad de uso

¿Lo vas a usar un día a la semana o los siete seguidos? Si tienes previsto rodar cada día de la semana entonces sí que merece la pena hacer una buena inversión. Por otro lado, si su uso va a ser puntual nuestra recomendación es que no destines un gran presupuesto en ello. 

Quizás te interese:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *