Movilidad urbana en un mundo post covid-19

El experto en movilidad John Moavenzadeh da su perspectiva de cómo será la movilidad después del covid-19

La pandemia de covid-19 llegó en marzo de 2020 para cambiar nuestras vidas en muchos aspectos. Y, lejos aún de vivir en un mundo post-covid, el virus sigue condicionando nuestro estilo de vida y costumbres. Algunos de los cambios que hemos sufrido serán pasajeros: “quedará para siempre la costumbre de llevar un gel hidro-alcohólico siempre encima? Pero habrá otros como la manera que tendremos de movernos por la ciudad que permanecerán de manera estructural.

John Moavenzadeh, director ejecutivo de Movilidad Urbana en el Massachusetts Institute of Technology (MIT), dio una charla el pasado 15 de julio en la sede CASA SEAT, en la que se exploraron los impulsores ambientales, políticos y financieros que transforman la movilidad de las personas. Junto con él, algunas personalidades importantes dentro del campo de la automoción y el transporte en el panorama nacional tuvieron la oportunidad de debatir con Moavenzadeh sobre diferentes aspectos de la movilidad. 

John Moavenzadeh en la ponencia Urban Mobility in the post covid world

Una apuesta por el eléctrico

“¿Es un vehículo eléctrico realmente más limpio que un vehículo de combustión interna?” Esta es la pregunta con la que John Moavenzadeh se encuentra con frecuencia cuando surge el debate sobre la movilidad eléctrica. 

En el informe del MIT sobre la Movilidad del Futuro se comparan las emisiones de CO2 en la producción y la vida de 5 vehículos, que iban desde un vehículo de combustión interna tradicional a uno completamente eléctrico. Los datos obtenidos son claros. Está claro que la producción de un vehículo eléctrico genera más gases de efecto invernadero que la producción de un vehículo tradicional de combustión interna. Pero ese exceso se compensa con creces con la reducción de CO2 que se experimenta durante el uso del coche y la producción del combustible. 

Gráfico de las emisiones que generan diferentes vehículos con diferentes combustibles
Fuente: MIT. Informe sobre Movilidad del Futuro | MIT Energy Initiative (pág. 90)

Así, Moavenzadeh asegura que la discusión futura sobre de los eléctricos irá alrededor del suministro de minerales como el litio, grafito o níquel necesarios para la producción de baterías y del impacto medioambiental en la extracción de estos minerales; en la construcción de ecosistemas que permitan reciclar los materiales de las baterías para un nuevo uso; y sobre el cambio estructural en tipos de posiciones dadas las nuevas necesidades. Y es que hasta el momento, los motores, las transmisiones o los componentes mecánicos han sido el core business de las compañías de automoción. Con la llegada del eléctrico, el corazón de la industria automotriz se ha visto sustituido por las baterías o la gestión de la energía. Una transformación muy significativa que cambiará por completo la cadena de suministros del sector de la automoción,  reinventará la industria y cuyo impacto se percibirá en los próximos años.

Los vehículos del futuro

Los autónomos aún tendrán que esperar. El experto compara la llegada del coche autónomo con la que fue la llegada del ecommerce y las puntocom en los años 2000: “Tuvimos ese momento de bombo y ahora estamos viviendo un poco en las secuelas de la resaca. (…) Pero esta innovación sucederá y tendrá un efecto transformativo dentro de 10, 15 o 20 años.”

Moavenzadeh también advierte que debemos ser precavidos incentivando el uso de este tipo de movilidad e implementar un sistema regulatorio para proveer un marco de trabajo correcto para el vehículo autónomo para que realmente lleguen a ofrecer un valor diferencial. 

La micro-movilidad en el centro

Está claro que los fabricantes de vehículos deben hacer un cambio de mentalidad para adaptarse a un nuevo modelo de negocio y social que se aleja del producto para acercarse cada vez más al servicio. Han sido ya otros expertos en movilidad como Jacques Nasser, presidente de Ford entre 1999 y 2001, el que advirtió que los proveedores de automóviles que quieren adaptarse a la nueva era deben transformar sus compañías en proveedores de movilidad. Según el experto es una cuestión de “entender lo que piensa realmente el usuario en sus necesidades.” El ponente comentó que serán los recursos tecnológicos los que harán que estos vehículos sean de vital relevancia en términos de micro-movilidad y felicitó a SEAT por su nueva apuesta por la apertura a este nuevo mercado con Seat MÓ. Lucas Casanovas, director de Seat Mó, comentó que la movilidad compartida “acerca las empresas a los consumidores mucho más que con el modelo de venta de coches”.
En la misma línea de conversación, Lourdes de la Sota, directora de estrategia corporativa de SEAT comentó que la marca está cambiando su modelo de negocio para posicionarse como un proveedor de servicios. Para ello es vital la transformación a una alternativa simple para el conductor de hoy y la ampliación de su propuesta eléctrica.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *